Las ayudas a la conciliación y los bonos turísticos son apoyos directos que van en la dirección correcta para dinamizar la economía, según la CREEX

turismotrujillo

La Confederación Regional Empresarial Extremeña (CREEX) ha indicado que tanto las ayudas para permitir la contratación de personas encargadas del cuidado de menores de 14 años o personas con discapacidad, facilitando así la conciliación y la corresponsabilidad, cuya convocatoria ya ha puesto en marcha la Junta de Extremadura, como los denominados ‘bonos turísticos’, acordados como acción conjunta entre el Ejecutivo regional y las dos Diputaciones Provinciales, son medidas que van “en la dirección correcta”, al tratarse de ayudas directas que dinamizarán la actividad.


Javier Peinado, Secretario General de la CREEX, ha señalado que estas medidas “fruto del diálogo social”, son acciones “que, junto a otras ya acordadas entre Junta, Diputaciones, CREEX y sindicatos, van poniendo un granito de arena, sumando para que la recuperación sea lo más rápida posible e incidiendo en aquellos aspectos y sectores que puedan verse más afectados por la crisis económica derivada de la pandemia”.
Así, en el caso de las ayudas a la conciliación y la corresponsabilidad, Peinado ha explicado que durante estos últimos meses “se ha puesto más en evidencia un problema que ya existía, el de aquellas familias donde padres y madres trabajan fuera de casa, y tienen dificultades para atender a la vez al cuidado de los hijos o de familiares dependientes, pero carecen de recursos para contratar a alguien que realice estas funciones; esperamos que con estas ayudas, además de paliar esa situación, se genere empleo, lo que tendrá un efecto muy positivo especialmente en las opciones laborales de la mujer, ya que, por desgracia, aún recae sobre ellas mayoritariamente, sobre todo en zonas rurales, el cuidado de menores y dependientes”.
Por lo que se refiere a los ‘bonos turísticos’, el Secretario General de la CREEX ha manifestado que este sector se ha visto especialmente castigado por las restricciones derivadas del Estado de Alarma, lo que ha puesto en serio riesgo la viabilidad de muchas empresas. “Entre los acuerdos a los que llegamos en las mesas de concertación figuraba este, el de incentivar la demanda, haciendo más atractivo aún el destino Extremadura, para aprovechar mejor la oportunidades que se presentan en un momento en el que el viajero huye de destinos masificados y busca calidad y tranquilidad, que son dos de las cosas que puede ofrecer Extremadura”. Además, ha resaltado que en estos bonos tendrán un descuento especial colectivos como los sanitarios y otros trabajadores de los sectores considerados esenciales cuando se decretó el Estado de Alarma “que es una forma real y concreta de reconocer por parte de la sociedad el papel que han desempeñado en lo peor de la crisis sanitaria”.
AYUDAS A LA CONCILIACIÓN
Según se ha publicado en el DOE, las ayudas a la contratación, como medida de fomento de la conciliación y corresponsabilidad de la vida personal, familiar y laboral para responder al impacto del COVID-19, contarán con un millón de euros. Las ayudas podrán alcanzar un máximo de 1.350 euros, en función de un baremo, para contratar personas encargadas del cuidado de hijos menores de 14 años o familiares con discapacidad, con la que calcula se logren más de 1.313 contrataciones que beneficien a otras tantas familias.
Las subvenciones están destinadas a la contratación de personas para el cuidado a domicilio de hijos menores de 14 años y familiar de primer o segundo grado de consanguinidad o afinidad con una discapacidad igual o superior al 33 por ciento. Tienen un doble objetivo: aflorar un trabajo que en muchas ocasiones es "sumergido" y que desarrollan fundamentalmente las mujeres, colectivo que encuentra más dificultades para acceder al mercado de trabajo; y dar una respuesta a las familias este verano que garantice la conciliación de la vida personal y laboral.
‘BONOS TURÍSTICOS’
En cuanto a los ‘bonos turísticos’, contarán con una dotación económica de 4,5 millones de euros. El acuerdo que facilitará la colaboración entre Junta y Diputaciones ha sido suscrito hoy por el Presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; el Presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo; y el Delegado del Área de Turismo de la Diputación de Cáceres, Álvaro Sánchez.
Con esta medida se pretende reactivar la economía, las empresas y el empleo en el sector turístico tras los efectos de la pandemia provocada por la Covid-19, y se trata de “un esfuerzo” que el presidente de la Junta ha considerado “absolutamente necesario”.
En este sentido, Fernández Vara ha recordado que hasta el día 30 de junio eran 12.398 trabajadores del sector los que se habían acogido a ERTES, así como 2.657 empresas de las cuales 1.596 ya han vuelto a la actividad, es decir, un 60 por ciento de ellas.
De este programa serán beneficiarias las empresas turísticas de la Comunidad Autónoma en todos sus grupos y categorías: alojamientos rurales; alojamientos hoteleros y extrahoteleros; empresas de actividades turísticas alternativas; servicios de guías turísticos; y agencias de viajes.
Según ha explicado Fernández Vara, los descuentos a clientes serán de dos tipos: por una parte, se financiará hasta el 50% del coste de los servicios que presten las empresas turísticas en sus distintas modalidades.
Y, por otra parte, se crean los denominados “bonos solidarios”, en los que la financiación será de hasta un 75% por persona/día de los servicios que presten las empresas turísticas (excepto las agencias de viaje) a los profesionales del sistema sanitario, así como a los de otros colectivos considerados trabajadores esenciales de acuerdo con el anexo del Real Decreto–Ley 10/2020, de 29 de marzo.
Fernández Vara ha subrayado la importancia del sector turístico en la Comunidad Autónoma, al que ha valorado como “un servicio de primera magnitud” como generador de riqueza y empleo, al tiempo que ha recordado que uno de los objetivos de su gobierno para esta legislatura es que este sector llegue a representar el 8 por ciento del PIB regional, además de alcanzar los 30.000 trabajadores en esta área de actividad.
El Presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, y el Delegado de Turismo de la Diputación de Cáceres, Álvaro Sánchez, han coincidido en recalcar el carácter pionero de esta medida y en la importancia que tiene, de modo especial, para los pequeños núcleos rurales.

Imprimir