CREEX exige al Gobierno que no interfiera en la negociación sobre el teletrabajo imponiendo condiciones inasumibles

office 4194326 640

La Confederación Regional Empresarial Extremeña (CREEX) ha exigido al Gobierno de España que deje de interferir e intentar imponer su criterio en la regulación del teletrabajo, y posibilite acuerdos en el ámbito del diálogo social en vez de fijar, de partida, condiciones inasumibles para las empresas.



Desde la organización más representativa del empresariado extremeño se suscribe punto por punto lo señalado por CEOE y CEPYME en su comunicado de ayer, en el que se denuncia que el documento presentado por el Ministerio de Trabajo denominado Anteproyecto de Ley de Trabajo a Distancia supone ignorar el diálogo social y la participación de los interlocutores legítimos, una obligación recogida en la Constitución, y también los principios del Acuerdo Marco Europeo para este tipo de regulaciones.

La nota de CEOE y CEPYME añade: “El resultado es un texto desequilibrado, de enfoque errático, apartado de la realidad del tejido productivo y de las necesidades de empresas y trabajadores, que lejos de fomentar con garantías la utilización de esta forma de organización del trabajo podría desincentivar su implantación en España y ralentizar su consolidación. A consecuencia de ello, es un enfoque que no aporta la confianza y la seguridad necesarias para generar inversiones y empleo”, por lo que demanda a Trabajo una rectificación inmediata, y se encauce hacia el diálogo y la concertación. Además, se expresa la evidente contradicción entre esta forma de proceder por parte del Ministerio y el texto del Acuerdo para la Reactivación Económica y el Empleo, suscrito la semana pasada entre los interlocutores sociales y el Gobierno de España, donde se hablaba de fijar un marco para aumentar la productividad de las empresas, mejorar la situación de los trabajadores, la conciliación familiar y la capacidad de adaptación a la nueva economía.

Las pretensiones del Ministerio de Trabajo ya fueron criticadas con dureza por Javier Peinado, Secretario General de la CREEX, el pasado día 30 de junio durante la firma del acuerdo con Junta y sindicatos sobre medidas para paliar el impacto económico de la crisis originada por la pandemia. En aquella ocasión, Peinado señaló que el empresariado está siempre dispuesto al diálogo, y exigió al Ministerio que no se metiera “en fregados”, permitiendo a los interlocutores sociales llegar a acuerdos.

El Secretario General de la CREEX ya advertía que la manera de proceder por parte del departamento gubernamental podría lastrar la evolución de una fórmula que puede aportar grandes bondades, en materia de conciliación, organización del tiempo de trabajo y productividad. Por ello, reclamaba que se deje a los representantes de empresarios y trabajadores negociar un acuerdo “porque ya hemos demostrado en muchas facetas, en salarios, vacaciones, etcétera, que somos capaces de llegar a un entendimiento, y aquí estamos hablando de situaciones, sectores y actividades muy distintas, que deben ser objeto de consenso o la fórmula no resistirá”.

Imprimir